No poder dormir noche tras noche es un problema que no debe pasar desapercibido. En México, 41.8 % de las mujeres y 25.7% de los hombres han padecido insomnio alguna vez en su vida. ¿Qué lo ocasiona? ¿Cómo puedes remediarlo? Descúbrelo aquí.

Dormir es una necesidad básica de todo ser humano, si se ve interrumpida afecta en mayor o gran medida el correcto funcionamiento del organismo. Con motivo del Día Mundial del Sueño la Academia Mexicana de Medicina del Dormir, desea informar y orientar a la población sobre las causas y posibles tratamientos.

El insomnio es la dificultad que una persona tiene al momento de iniciar el sueño, mantenerse dormido y/o despertar antes de lo deseado.

Para considerar que sufres de insomnio, es importante revisar si durante dos semanas has tenido los síntomas antes mencionados.

Qué ocasiona el insomnio

– Tu actual estado de ánimo: depresión, trastornos de ansiedad. En general, todos los padecimientos psiquiátricos pueden provocar insomnio.
– Enfermedades como asma, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), reflujo gastroesofágico, insuficiencia cardiaca, insuficiencia renal crónica.
– Enfermedades con dolor crónico: fibromialgia, cáncer, artritis.
– La ingesta de cafeína, nicotina u otros estimulantes. Cocaína, marihuana, anfetaminas, así como algunos medicamentos.

¿A quién recurro?

Si tu trastorno del sueño está asociado con la ansiedad o estrés, puedes visitar a un médico general. Si por el contrario, el insomnio se relaciona con otro padecimiento psquiátrico, acude con el especialista. Recurrir a una clínica de sueño también es otra opción que tienes a tu alcance.

Consejos para poder dormir

1. Ten un horario para dormir, procura que sea siempre a la misma hora. De esta forma acostumbrarás a tu cuerpo.
2. Se recomienda no tener actividades estimulantes, al menos, un par de horas antes de ir a dormir.
3. Si ya vas a dormir, evita leer, comer u ocupar el celular o tableta al estar en la cama.
4. Antes de ir a la cama ponte ropa cómoda. Tu cuarto debe ser un lugar tranquilo, silencioso y fresco. Se recomienda no tener algún aparato electrico dentro de este.
5. Practicar ejercicio aeróbico durante el día, favorece la calidad del sueño.
6. Por último, no consumas café, chocolate, refrescos de cola, antes de dormir.

Otros temas:  Probióticos y salud íntima de la mujer