Al escuchar la palabra diabetes, se suele pensar en las limitaciones y el cambio que debe realizarse en el estilo de vida de quien la padece, sin embargo no es así. Quienes han desarrollado diabetes, deben saber que no es necesario llevar una dieta estricta, limitándose excesivamente en el consumo de ciertos productos.

En la actualidad los médicos deben conocer y comprender al paciente para entonces trabajar por metas y objetivos claros a partir de su alimentación, actividad física y tratamiento farmacológico.

Preguntas tales como: ¿A qué hora come? ¿Cuáles son sus alimentos favoritos? y ¿Qué cosas no le gusta comer? deben ser hechas por el nutriólogo para conocer el perfil de su paciente, a fin de no forzarlo y acompañarlo durante los cambios en sus hábitos de nutrición.

Por ello, es que durante la conmemoración del Día Mundial de la Diabetes, celebrado el 14 de noviembre, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) propuso llevar a la población los siguientes mensajes clave:

1) Hagamos que los alimentos saludables sean una opción fácil.

2) Infórmate y decide sobre tu alimentación.

3) Una alimentación saludable comienza con el desayuno.

¿Sabías que parte de la insulina necesaria para nuestro cuerpo se produce con los nutrientes que recibimos de los alimentos del desayuno?

El páncreas, órgano encargado de la creación de la insulina en nuestro cuerpo, se activa y pone en funcionamiento a través de una señal emitida por el hipotálamo. Debido a ello, todas las personas, no sólo aquellas que han sido diagnosticadas con diabetes, deben saber aún más sobre la importancia que tiene el no prolongar la ingesta de comida, hasta 7 horas luego de despertar.

Otros temas:  Aconseja OMS vacunarse contra la gripe este año

La diabetes es ahora un padecimiento tratable. Las personas que lo desarrollan deben estar conscientes de que con una alimentación balanceada, principalmente en el desayuno, más la práctica de ejercicio, podrán llevar una vida de mejor calidad.