Los indicadores macroeconómicos pronosticados por los especialistas para nuestro país este  2016 pueden poner nerviosos a un buen número de personas, sobre todo a quienes los entienden. No es con el ánimo de subestimarnos, pero  los simples mortales la mayoría de las veces no reflexionamos en el PIB, la inflación o si nos preguntan cuál es el precio del petróleo por barril  para este año  pocos  responderíamos de forma correcta sin preguntarle a google. Pero entonces, que nos queda si deseamos llevar nuestra economía a buen puerto, los conocedores coinciden: planear nuestras metas en forma realista. Para lograrlo, debemos enfocarnos en lo que debemos realizar para crecer  y también si decidimos emprender.

Consultando diversas fuentes especializadas encontramos lo que Entrepeneur nos propone para alcanzar nuestras metas en este 2016 si decidimos iniciar un negocio, esperamos te sean de utilidad:

  1. Crecer tu negocio
    Si ya te atreviste a dar el primer paso (iniciar tu negocio), el siguiente es hacer todo lo posible para que crezca. Si bien esto no depende completamente del emprendedor debido a que hay factores internos y externos que influyen, buena parte del éxito de una empresa está en quien la dirige.

    Si aún no tienes presencia online o si no le dedicas suficientes esfuerzos es momento de que lo hagas. Crea una estrategia digital que te permita posicionarte a ti y a tu empresa en el mercado. Esto incluye la creación de un sitio Web, redes sociales,SEOy e-commerce.

    2. Encontrar buenos colaboradores
    Un empresario exitoso sabe que la clave de su éxito está en el capital humano, y que debe rodearse de personas talentosas que puedan aportar algo distinto y de valor a su empresa. Si aún no integras empleados o socios a tu equipo, probablemente en 2016 lo tendrás que hacer. En tu búsqueda asegúrate de conseguir a los mejores y que su filosofía esté alineada con la de tu empresa; recuerda que las primeras personas de una empresa son las que definen su rumbo.

    3. Innovar en una o varias áreas del negocio
    La innovación es fundamental para cualquier organización. Revisa tus procesos, productos o servicios e identifica las principales áreas de mejora y ponte como propósito buscar soluciones innovadoras para ellas. Es la única manera de mantenerte relevante en el mercado.

    No temas a tomar riesgos y hacer cosas nuevas. Pequeños cambios en tu estrategia de comercialización, recursos humanos y promoción pueden alterar drásticamente el rumbo de tu negocio y darle el empuje que necesita.

    4. Acercarte a mentores
    Todos los emprendedores necesitan tener mentores que los guíen y den herramientas para ser mejores. Si aún no cuentas con personas así, inicia la búsqueda este próximo año; si ya las tienes, oblígate a tener un contacto constante y valioso con ellos. Recuerda que un mentor puede desde darte excelentes consejos hasta conectarte con agentes clave de la industria.

    5. Cuidar tu salud
    Si tu empresa es nueva, lo más seguro es que durante 2014 hayas descuidado mucho tu salud. Duermes poco, comes mal y no haces ejercicio. Para el próximo año procura mejorar tus hábitos alimenticios y de sueño, así como ejercitarte y practicar meditación todos los días. Ten en mente que tu salud influye en tu desempeño y que, a la larga, descuidarla puede provocarte daños físicos y mentales.

    6.  Aprovechar las oportunidades de networking
    Aunque seas tímido o te escudes con la excusa de “no tengo tiempo”, el networking es vital para un emprendedor, especialmente en sus primeras etapas. Crea una agenda de los principales eventos a los que quieras asistir en el año, y procura no perdértelos. También considera cultivar las relaciones pasadas y ponerte en contacto con antiguos colegas, amigos y compañeros.

    7. Ser más productivo
    No se trata de trabajar más, sino de trabajar mejor. Ponte como propósito deshacerte de las principales distracciones (como tu celular, e-mail, llamadas o redes sociales) y concentrarte más en tus tareas. Realiza un esquema de trabajo que te ayude a ser más efectivo y a reducir el nivel de estrés.

    8. Cultivar tu crecimiento profesional y personal
    Un emprendedor nunca debe dejar de aprender. Convierte en un propósito aprender nuevas habilidades, seguir tu educación y realizar actividades que refuercen tu memoria y concentración. Por ejemplo, aprender un nuevo idioma te ayudará a aumentar tus conexiones cerebrales y facilita la toma de decisiones. Así que busca actividades o materias que te interesen, pero también sirvan para crear contactos y aumentar tu liderazgo.

    9. Ser generoso
    Haz que la responsabilidad social y medioambiental sean parte de ti y de tu negocio. Aplica prácticas ecoamigables en tu empresa, únete como voluntario a una fundación y, de ser posible, apoya económicamente alguna causa que te importe. Además de mejorar la imagen de tu empresa y ayudar a tu comunidad y planeta, tendrás una satisfacción que te permitirá lograr una vida personal más plena.

    10. No descuidar a tu familia y amigos
    Cuando eres emprendedor tienes muy poco tiempo para tus seres queridos. Sin embargo, estas personas pueden ser tu mayor motivación y soporte. Aunque tu agenda siempre esté llena, trata de dedicar días u horas sólo para ellos. Cuando estés tomando un café con un amigo, cenando con tu pareja o jugando con tus hijos desconéctate de la tecnología y del trabajo para brindarles tiempo de calidad.

Otros temas:  Reforma beneficiará a más de 20 millones de mexicanos: CCE