Anoche se llevó a cabo en el Teatro Degollado el estreno de la gala de danza que, bajo el nombre de “Easy Winners”, ejecuta el Joven Ballet de Jalisco bajo la dirección de Dariusz Blajer.

Con apoyo de la Secretaría de Cultura de Jalisco (SC), el público disfrutó de un espectáculo que reúne a 26 bailarines en escena y músicos en vivo, en una producción que incluye proyecciones multimedia y vestuario diseñado ex profeso para cada coreografía.

De este modo, el ballet ejecutó diferentes piezas de ballet, inéditas, para conformar un programa diseñado para ir incrementando el entusiasmo del público; sobre todo, durante la segunda parte del repertorio, cuando se ejecutan tres solos —que evocan los escenarios del desamor, la alegría y la fiesta nocturna— sobre canciones francesas de Charles Aznavour, Edith Piaf y Jacques Brel.

Pero lo mejor se reserva para el final; el espectáculo concluye con la más extensa y profusa de las coreografías —la que da nombre a la gala— en la que se recrea la atmósfera de un bar de Nueva Orleans en la época de los años veinte; así, la música de Scott Joplin es ejecutada por músicos en vivo mientras los bailarines recrean, en siete movimientos, historias de encuentros y desencuentros en el ámbito de la fiesta.

Actualmente, el Joven Ballet de Jalisco trabaja en la preparación de la obra “Scherezada”, que prevé su estreno a nivel mundial en octubre, en el Teatro Degollado; de igual forma, los planes incluyen tener listo el montaje de “El Cascanueces”, su tradicional pieza de temporada, para diciembre próximo.

Otros temas:  Abre el museo de arte abstracto de Etzatlán