“En un mar de lágrimas, Keri preguntó: ‘Si la llevo dentro hasta el final del embarazo, ¿podremos donar sus órganos?’”

Keri y Royce Young, una pareja de estadounidenses fueron notificados de que el bebé que esperan padece anencefalia, por lo que pese a lo que muchos pensarán, ellos decidieron continuar con el embarazo con un emotivo objetivo: donar los órganos.

La pareja se enteró de que Eva, como llamaron al bebé, padecía anencefalia tras una ecografía realizada durante la semana 19 del embarazo por lo que no tiene esperanzas de sobrevivir fuera del útero de su madre.

Actualmente la cuenta de Facebook de Keri se encuentra abierta y hay bastantes posts escritos por ella misma o su marido, en los que relatan acontecimientos relativos a la historia de su embarazo, reflexiones acerca de su decisión, y comentarios sobre el duro proceso emocional que acarrea su situación.

En uno de ellos, Royce, el marido, narra uno de los momentos clave de su historia, precisamente el de la toma de la decisión: “En un mar de lágrimas, Keri preguntó: ‘Si la llevo dentro hasta el final del embarazo, ¿podremos donar sus órganos?’”.

En otro escribe Royce “Todavía tenemos un millón de preocupaciones. ¿La gente nos mirará de otra manera? ¿La gente nos juzgará por lo que hemos decidido?”

“Todo este proceso ha sido duro, pero lo digo como alguien que mira desde las gradas, como el resto de ustedes- explica su marido en uno de sus textos-. «Keri ha estado en las trincheras todo el tiempo, sintiendo cada pequeña patada, cada hipo y cada movimiento. Ella recuerda cada momento de cada día que lleva dentro a un bebé que va a morir”.

Otros temas:  Prepare su propio limpiador de pisos

Está previsto que Eva nazca el 7 de mayo. De inmediato todos sus órganos habrán de ser extraídos para que puedan ser donados. A pesar de la ausencia de cerebro, todos los órganos del feto están funcionando a la perfección. explicó la madre en la red social.