Dice NATALIA BELDA, maquilladora y peluquera profesional de celebrities nacionales como Blanca Suárez.

1. «Cuando hablo conecto con la persona. Le suelo preguntar sobre sus gustos y así me resulta más fácil acertar con lo que me pide».

2. «Conversando se genera un vínculo y se pasa un rato más agradable, entretenido y en ocasiones muy divertido».

3. «Trabajo más segura si sé lo que le agrada, me da más confianza… Pero si prefiere no hablar, respeto el silencio. El clima de confianza durante la sesión te garantiza que, al final, el cliente va a ser sincero sobre si le ha gustado o no el resultado.» «Por lo general me gusta hablarle, los resultados son más acertados cuando conoces un poco mejor a la persona con la que estás trabajando en ese momento».

NO
Dice GABRIEL LLANO, director creativo del salón de belleza de Moncho Moreno.

1. «Si no me da pie, no hablo a una persona que viene a relajarse al salón. Si el cliente prefiere desconectar, está en su derecho y yo lo respeto».

2. «El silencio hace que te centres en tu trabajo. El hecho de que en ocasiones no haya conversación me concentra al 100%.» «Por lo general, un alto nivel de concentración hace que el cliente esté más tranquilo, su cita se convierte en todo un ritual de relax y en una experiencia».

3. «Me gusta mucho el lenguaje visual. ¡A veces una mirada vale más que mil palabras!». «Entiendo que el tiempo que una chica pasa en el centro, es para olvidarse del exterior y disfrutar de lo que siente».

Otros temas:  Cómo elegir un anillo de compromiso