Correr es un deporte que puede ayudarte a bajar de peso, pero ¿cómo realizarlo si tienes un bebé? Sigue estos consejos para disfrutar esta actividad con él.

Volver a ponerse en forma y retomar una rutina deportiva después de ser mamá puede ser muy difícil; sin embargo querer es poder así que, si deseas comenzar o retomar tu actividad aunque seas mamá, puedes hacerlo. Toma en cuenta que antes de empezar a correr, debes estar totalmente recuperada del parto.

Correr requiere de una buena forma física. Además, deberás empezar con un ritmo lento para, poco a poco, ir aumentándolo.

¿Cuánto tiempo después del parto se puede iniciar el ejercicio?

De acuerdo a la recomendación del Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos, una mujer que dio a luz por parto vaginal sin complicaciones podría comenzar a reanudar su ejercicio de forma gradual, en cuanto sienta la necesidad de hacerlo, sin embargo, tu médico podría aconsejarte esperar hasta la semana seis después del parto, es decir un mes y medio después de que nació tu bebé.

En términos generales, si hiciste ejercicio a lo largo de todo tu embarazo puedes hacer, sin problema, algunas actividades como caminar, hacer flexiones de brazos o de pecho modificadas y practicar estiramientos. Una semana después del parto podrás hacer caminatas a un ritmo de lento a moderado, durante 30 minutos, tres veces a la semana.

A medida que recobres las fuerzas, podrás extender el recorrido de las caminatas o aumentar su cantidad

Pero si tuviste a tu bebé por cesárea la historia es diferente, deberás esperar hasta que tu herida sane por completo para poder realizar ejercicio, pues de lo contrario podrías experimentar complicaciones. Lo aconsejable es esperar por lo menos ocho semanas, aunque tu doctor podría recomendarte tardar un poco más.

Otros temas:  Fundador participará en Torneo de Fut-7 en Ixmiquilpan

Lo que sí puedes realizar son caminatas a paso lento porque ayudan a la recuperación y contribuyen a prevenir complicaciones como coágulos de sangre.

Para las mamás corredoras o caminadoras existen carriolas especiales, las cuales pueden convertirse en el mejor amigo de una mamá activa ya que permiten caminar o correr sin dejar al bebé en casa.

Tips para adquirir el carrito adecuado:

1. Elije una carriola de tres ruedas todoterreno para facilitar el acceso por terrenos poco asfaltados.

2. Revisa que el modelo que elijas cuente con una estructura reforzada de aluminio ya que es más ligera.

3. Toma en cuenta que lo mejor es un sistema de frenado compuesto por un freno de bicicleta y otro de palanca para cuando te quedes fija en un lugar, esto garantiza una respuesta más rápida y un mayor control en terrenos montañosos y pendientes.

4. Es importante que elijas un modelo que cuente con una buena capota protectora para que el bebé no sufra por el aire, el frío, el calor, los insectos o un poco de lluvia.

5. Prefiere aquellas carriolas que tengan el asiento reclinable y que esté bien acolchado, para que sea especialmente cómodo para tu bebé.

Lo que debes saber antes de utilizar una carriola:

* Antes de usar una carriola para correr es importante que tu bebé ya pueda sostener solito su cabecita.

* Si corres en terrenos poco estables, debes evitar el cochecito hasta que tu bebé tenga al menos un año.

* Asegúrate que tu bebé tiene la talla y el peso indicado para la silla. Correr llevando un bebé en una silla demasiado grande o pequeña para él, puede causarle una lesión.

Otros temas:  Unen esfuerzos Instituto de la Mujer Tamaulipeca y Sociedad Civil, a través de cursos de autoempleo