En México mueren diario 15 mujeres a causa del cáncer de mama. Esta enfermedad es curable si se detecta a tiempo, basta 10 minutos de tu tiempo 1 vez al mes, para hacerte un chequeo, pero ¿sabes cómo realizarte al autoexamen? ¡Te decimos!

Se calcula que el 12% de todas las mujeres del mundo tiene o va a desarrollar cáncer de mama en algún lapso de su vida. Cada año se reporta un millón de nuevos casos, de los cuales aproximadamente la mitad ocurren en los países desarrollados. En México, de acuerdo a los registros epidemiológicos, el cáncer de mama ocupa el primer lugar como causa de muerte por neoplasia maligna en las mujeres mayores de 25 años y es un grave problema de salud, de hecho cada dìa mueren 15 mexicanas por causa de càncer de mama.

El número de casos de mujeres que desarrollan cáncer en nuestro país va en aumento, a pesar de que existen algunas formas de prevenirlo o detectarlo al tiempo. El cáncer de mamá es curable si se detecta en fases tempranas, por eso es importante que todas las mujeres aprendan a hacerse una autoexploración.

Disminuye tu riesgo de padecer cáncer de mama

Hay 5 medidas básicas que disminuyen tu riesgo de padecerla:

1.- No fumar
2.- Evitar los refrescos y beber agua simple
3.- Hacer ejercicio por lo menos 3 veces a la semana
4.-Visitar a tu Médico para un ultrasonido o una mastografía
5.-Evitar las bebidas alcohólicas

¿Cómo puedo prevenir el cáncer de mama?

1.- Autoexplórate
2.- Visita anualmente a tu ginecólogo
3.- Realízate ultrasonidos de mamas desde los 20 años y mastografía a partir de los 40

Otros temas:  Covid-19 en Tamaulipas, confirman 113 nuevos casos y 12 defunciones

¿Cómo debe hacerse la autoexploración?

1.- Párate desnuda frente a un espejo. Pon tus hombros rectos y los brazos a tus costados y mira tus senos. Debes prestar atención a signos como: el tamaño de tus mamas, su forma y su color. Busca que no existan inflamaciones visibles, formación de hoyuelos, arrugas o bultos en la piel, enrojecimiento, dolor, sarpullido o inflamación.

2.- En la misma postura, pero ahora poniendo los brazos en la cadera, mira fijamente tus senos y vuelve a buscar los signos que mencionamos en el punto anterior

3.- Ahora levanta los brazos y vuelve a buscar cualquiera de esas alteraciones.

4.- Acuéstate boca arriba. Coloca tu brazo izquierdo por detrás de tu cabeza y con tu mano derecha pálpate el seno izquierdo. Procura utilizar un tacto firme y pausado con las yemas de los dedos, manteniendo los dedos rectos y juntos. El movimiento debe ser circular y debe comenzar de afuera de tu seno, más o menos cerca de la axila, hacia adentro, hasta llegar al pezón. Debes buscar si se siente algún borde o bolita del tamaño de una moneda aproximadamente. Cambia de brazo y realiza la exploración del otro seno.

5.- Finalmente, pálpate las mamas estando de pie o sentada. Muchas mujeres dicen que la mejor forma de palparse las mamas es cuando la piel se encuentra mojada y resbaladiza, de modo que prefieren realizar este paso mientras se bañan. Al terminar observa si tus pezones tienen alguna secreción.