Más allá de las rutinas y tratamientos intensivos de belleza, una dieta rica en alimentos antioxidantes, es la clave para lograr una piel más bonita y sana. Porque, aunque no es casualidad que sean el ingrediente estrella de múltiples sérums y cremas, cuando hablamos de ellos como parte fundamental de una dieta balanceada, sin duda, sus beneficios se multiplican.

Ya sea para combatir la acción de los radicales libres, previniendo el daño celular para combatir el envejecimiento prematuro, hasta para mantener la piel luminosa y protegerla de los efectos del sol, los antioxidantes serán la clave para un cutis perfecto. ¿Cuáles son los alimentos que debes incluir en tu desayuno, comida y cena? Aquí el listado ideal.

Frutos rojos

Desde hace ya bastante tiempo, los frutos rojos se han ganado un lugar en el listado de alimentos antioxidantes preferidos, no sólo por su gran efectividad para mantener una piel hermosa, también por su delicioso sabor.

Y es que las frambuesas, zarzamoras, fresas, moras y arándanos, gracias a su concentración de vitamina C, flavonas, chalconas y antocinaninas, previenen el envejecimiento celular al combatir los radicales libres. Una gran ventaja para mantener el rostro impecable.

Nueces y semillas

Sí pensabas que consumir un puñado diario de frutos secos era sumamente beneficioso para mantenerte en forma gracias a sus propiedades saciantes y alta concertación de fibra, ¡espera a ver lo que puede hacer por tu piel!

Estos son una gran fuente de vitamina E, selenio y quercetina, los cuales funcionan como soportes antioxidantes que ayudan a contrarrestar la acción de los radicales libres en la piel, previniendo el envejecimiento prematuro y reduciendo el impacto de daño de la radiación solar. ¡Agrégalos a tu fruta, yogur, ensaladas o cómelos como snack!

Canela

Gracias a su concentración de vitamina B1, C y potasio, la canela elimina las impurezas, devolviéndole suavidad y luminosidad a la piel, combatiendo el deterioro prematuro y las molestas imperfecciones. Lo mejor es que no sólo es uno de los alimentos antioxidantes más poderosos, también es excelente aliado para aplicarse de manera tópica, pues contribuye a eliminar manchas y prevenir el acné, por lo que se ha convertido en el ingrediente estrella de múltiples mascarillas.

Chocolate oscuro

¡Quién diría que algo tan delicioso puede ser tan beneficioso! Y es que, para nuestra fortuna, el chocolate amargo puro por lo menos en un 80% y sin azúcares añadidos, es un excelente alimento antioxidante. Gracias a su alto contenido en polifenoles y minerales, promueve una correcta circulación sanguínea y oxigenación las células, además de proteger el organismo de los radicales libres, ayudando a mantener la piel suave, humectada, nutrida, libre de inflamación y acné.

Té verde

Una bomba de antioxidantes, así de poderoso el té verde. No por nada es uno de los componentes preferidos dentro de las rutinas de skincare coreanas y una de las bebidas preferidas de las celebs para mantener una piel de porcelana. Este es sumamente rico en vitaminas A, C y E, que ayudarán a mantener la hidratación, elasticidad y brillo natural de la piel, haciendo que el rostro luzca rejuvenecido.

Yogur

Sin duda este es uno de los alimentos antioxidantes más versátiles, pues no sólo puede servirse de múltiples maneras, también está comprobado de que las mascarillas de yogur son excelentes para consentir la piel.

Desde luego, no es de sorprendernos que sea uno de los preferidos entre las amantes del skincare, pues gracias a su concentración de vitaminas A, complejo B y E, este mantiene la piel saludable y hermosa, tanto por dentro como por fuera.

Tomate

Es un buen antioxidante gracias al licopeno, compuesto que le da ese color rojo. Tomar un tomate triturado al día se asocia con una disminución de la acumulación de lípidos en sangre, una reducción de los niveles de colesterol y con prevención frente a algunos cánceres como el de próstata o posiblemente el de mama.

Además, esta ración diaria de tomate cumple casi el 20% de las recomendaciones diarias de vitamina C y casi el 50% de vitamina A. Para un mayor aprovechamiento debe tomarse triturado, de esta forma el licopeno será más biodisponible por el organismo.