El magisterio de Tamaulipas está listo para el regreso a clases y no tiene ningún inconveniente para retomar la actividad escolar en las aulas, dijo el secretario general de la Sección 30 de SNTE al resaltar que lo único que se solicitará a las autoridades educativas es sea un regreso seguro y para ello se revisen las condiciones en las instituciones para que se cumplan con los protocolos sanitarios y se garantice la salud de los alumnos y los maestros.

José Rigoberto Guevara Vázquez, destacó que los trabajadores de la educación siempre actuaran con vocación y responsabilidad, de manera pública o a distancia defendiendo la escuela pública, “los maestros no tenemos ningún problema en regresar a las aulas”.

“Si haremos algunas recomendaciones sobre todo para que se revisen las condiciones de cada una de las instituciones, que los alumnos tengan un esquema de vacunación completo, que en las aulas se tenga el aforo correspondiente, que se cuide la sana distancia y en este caso el Comité Estatal de Salud y COEPRIS, vigile las instituciones para que lleguen los insumos correspondientes para cuidar esos protocolos que dicta la Secretaria de salud”, refirió.

“Con el apoyo de las autoridades de salud estaremos en mejores condiciones para hacer un regreso de manera presencial seguro a nuestras instituciones y en este sentido pedirle a Secretaria de Educación que nos apoye con personal suficiente, sobre todo, ahora que se tienen condiciones diferentes por una pandemia, tener personal preparado para estos casos y además con asesorías psicológicas a los alumnos que así lo requieran”.

“Como organización sindical nos interesa seguir implementando la educación pública solamente requerimos que existan las condiciones correctas y adecuadas, en cada una de las escuelas que se tenga el aforo correcto y adecuado de los alumnos, que se cuiden todas las estrategias, para cuidar la salud de la comunidad escolar para que sea un regreso seguro”, reitero.

Hizo una invitación a las autoridades federales y de salud para que otorguen las facilidades de aplicación de este biológico a los maestros que aún no lo han hecho y también a los maestros que necesitan completar su esquema de vacunación, por el bien de la comunidad educativa y de los trabajadores de la educación.