En Francia el 28 de febrero las personas podrán dejar de usar cubrebocas en interiores, mientras que en Italia ya permite no usarlo en exteriores