David Bennett recibió un corazón de cerdo modificado genéticamente el pasado mes de enero, como el último recurso para combatir su enfermedad cardiaca