¿Está comenzando el otoño y el frescor de los días te recuerdan al invierno? Déjame decirte que estás en el momento ideal para preparar tu casa para afrontar las inclemencias del invierno. Si pones en práctica los trucos de este artículo no sufrirás ningún sobresalto. ¡No te los pierdas!

Cuando los días comienzan a acortarse y la temperatura comienza a descender poco a poco, es señal que el invierno y el mal tiempo están cada vez más cercanos. Si no te gusta tener sobresaltos y que todo en la casa funcione de maravillas, una buena idea puede ser prepararla con anticipación.

Para ello debes de tener en cuenta varios aspectos en los cuales trabajar. ¿Cuáles son? Toma nota de la siguiente lista.

Consejos para preparar la casa para el invierno

Revisa las tuberías. Las tuberías ya sean del gas o del agua, si están expuestas a las bajas temperaturas del exterior o pasan por piezas de la casa que no poseen calefacción, corren el peligro de congelarse y estallar. Por esta razón, antes de prender el sistema de calefacción de tu casa, asegúrate de revisarlo y si es necesario repararlo. Intenta aislarlos de la mejor manera posible y revisa si existe acumulación de suciedad o grietas que podrían conducir a la pérdida de aire.

Poda los árboles. En ocasiones las ramas que crecen sobre las líneas de la luz y del teléfono de la casa, durante una tormenta, pueden caerse y causar grandes daños y dejarte varios días sin servicios.

Es conveniente que a mediados del otoño realices las podas necesarias.
Limpia canaletas y desagües.

Suelen estar obstruidos con hojas, ramas y otros objetos que al mojarse con la lluvia o congelarse, pueden formar una masa de hielo, que se meta debajo de las tejas u otro tipo de techo y lo dañe. La forma en que puedes evitar este problema es subiéndote a una escalera y limpiarlas para que el agua drene libremente.
Limpia la chimenea de las estufas a leña. Si utilizas una chimenea de leña para calefaccionarte, debes de solicitar el servicio de un deshollinador una vez por año ya que el hollín puede encenderse y provocar un incendio.

Otros temas:  ¡Adiós a las manchas!