Ser mamá demanda mucho tiempo y más aún si trabajas fuera de casa. Los hijos pueden llegar a quejarse si no les dedicamos tiempo suficiente y terminan resintiéndose.

Esto puede generar un sentimiento de culpa que muchas veces no llegamos a controlar. Por eso te brindamos cinco tips para que puedas disfrutar de tu familia:

Pasa tiempo a solas con cada uno de tus hijos: Si eres madre de más de un niño, lo mejor que puedes hacer es pasar tiempo a solas con cada uno por separado. Con esto lograrás tener más intimidad y podrás convertirte en su amiga.

Háblales sobre tu vida profesional y social: Que ellos sepan qué es lo que haces en tu trabajo o las amistades que frecuentas, ayudará a que se sientan parte de tu vida. Llevarlos a donde trabajas o a tus salidas sociales hará que entiendan dónde estás cuando no te ven.

No te compares con otras madres: Todas las mamás  tienen distintas maneras de manejar las cosas en su hogar, y si empiezas a compararte probablemente llegarás a sentirte mal porque muchas de tus amigas te dirán que tienen todo bajo control. Lo mejor es manejar las cosas a tu ritmo.

Pregúntale a tus hijos cómo quieren pasar el tiempo contigo: No adivines y planees salidas con ellos a lugares que fácilmente pueden resultarles aburridos. Pregúntales exactamente a dónde quieren ir y conversa sobre sus lugares favoritos para pasar el rato.

No te sientas culpable: Trata de relajarte un poco cuando se trata de darte un tiempo para ti misma. Es importante que ellos comprendan que es normal que tengas un espacio sin ellos.

Fuente: El comercio

Otros temas:  Fomenta DIF Mante deporte y convivencia familiar