El chicle, como cualquier dulce, no es lo mejor para los dientes, sin embargo a veces es imposible resistirse a mascarlo. Aunque puede producir caries, no es el único problema que puede causar. Es terriblemente difícil quitarlo cuando… ¡se pega en la ropa! Y lo peor es que la mayoría de la veces esto sucede con goma de mascar ajena, en un parque, es la escuela, en el trabajo… En fin, en cualquier lugar donde algún desconsiderado dejó si chicle pegoteado.

Pero no desesperes, parece imposible quitarlo, pero no lo es. En primer lugar, no intentes quitarlo con tus manos, además de que es asqueroso, podrías empeorar la situación. Déjalo tranquilo y corre a probar algunos de estos trucos.

Con frío. Si la prenda no es muy grande métela en el congelador y espera algunas horas, unas 3 o 4 bastarán, hasta que el chicle esté completamente congelado, así será más fácil quitarlo. Una vez listo, hay dos formas de sacarlo, una es golpeando con un martillo para que se rompa, y otra, algo menos agresiva, es con un cuchillo y mucho cuidado.

Con calor. Este truco puede ser un poco más complicado pero igual de efectivo. Si no quieres o no puedes esperar tantas horas calienta agua hasta que hierva. Sumerge la zona con el chicle en el agua caliente, con cuidado y sin quemarte refriega la zona con un cepillo de dientes fuera de uso, un cuchillo o la herramienta que te resulte más cómodo. Puedes trabajar de un modo similar con el vapor del agua.

Con vinagre. Una vez más el vinagre salvándote en cuestiones hogareñas. Caliente media taza de vinagre en el microondas hasta que esté por hervir. Aplica sobre el chicle y frota con el utensilio que te quede más cómodo.

Otros temas:  Cómo desinfectar la ropa, zapatos y juguetes de segunda mano

Con spray para el cabello. Del mismo modo que el spray deja duro tu cabello (tanto que a veces es mejor evitarlo), dejará al chicle. Aplica e inmediatamente comienza a quitar el chicle. Luego lava para evitar que tu ropa se manche, ya que el spray es bastante aceitoso.

Con gasolina. Ya sabes que la gasolina es un líquido bastante potente, por lo tanto debes evitar manipularlo con tus manos, podría lastimarlas. Aplica con un trapo o esponja fuera de uso. No dejes actuar durante mucho tiempo, ya que podrías manchar tu prenda. Luego elimina los restos del chicle con la herramienta que prefieras. Si no tienes gasolina también puedes usar aguarrás o acetona (quita esmalte).

Con alcohol. El alcohol es un producto que está en cualquier casa, puedes usarlo líquido o en gel. Frota con un trapo o esponja y deja actuar unos minutos, el alcohol no manchará tu prenda. Luego quítalo con un cuchillo y mucho cuidado.

Con jabón líquido. Puedes usar el jabón líquido para ropa o para manos y cuerpo. Aplica en la zona, deja actuar unos segundo y retira con una espátula o cuchillo. Repite las veces que sean necesarias hasta quitarlo por completo.

Con benzocaína. La benzocaína es una droga que generalmente encuentras en anestésicos para quemaduras leves, picaduras de insectos y otros picores. Usa cualquier crema con este fin, que también contienen etanol y acetona entre otros para quitar un chicle de tu ropa. Primero toma el chicle y quita todo lo que puedas con tu mano, no refireges ni nada de eso, sólo tira. Luego coloca la crema en cuestión y deja actuar unos minutos. Elimina los restos de chicle con un cuchillo o similar.

Otros temas:  La familia es tema de la agenda legislativa: Congreso

Con aceite cítrico. Los cítricos son muy utilizado en productos de bellezas para eliminar impurezas, algo similar puede hacer con tu prenda. Usa aceite de limón, naranja o pomelo, aplícalo sobre el chicle con la ayuda de una esponja. Espera que actúe durante uno o dos minutos y elimina los restos del chicle con una espátula.