Investigadores de la máxima casa de estudios en México, en conjunto con científicos de la Universidad de Standford y el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, descubrieron, aislaron y sintetizaron dos moléculas nuevas de antibióticos a partir de veneno de una especie de alacrán.

Se descubrió que tiene propiedades para matar las bacterias causantes de infecciones en la piel, neumonía y tuberculosis, además de detener el crecimiento de células tumorales malignas.

El estudio detalló que se trata de “benzoquinonas”, un pigmentario amarillento con propiedades curativas que se encuentra en artrópodos, hongos y plantas.

La investigación se realizó a partir del aislamiento de los componentes y los identificaron con color rojo y azul para determinar su estructura.

Las nuevas moléculas se extrajeron del veneno del alacrán “Diplocentrus melici”, del estado de Veracruz y fueron caracterizados químicamente por resonancia magnética, con ayuda de la Universidad de Stanford.

El equipo probó los antibióticos en modelos animales y en cultivos celulares, concluyendo que matan las bacterias del Staphylococcus aureus (que causa neumonía, infección en la piel, entre otras enfermedades) y detienen el crecimiento de las células cancerígenas.

Por su parte, el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (CDMX) determinó que son un buen medicamento para suprimir la tuberculosis.