Los quehaceres de la casa no son divertidos. Aunque algunas actividades domésticas superan a otras; ejemplo, planchar una prenda que a los pocos minutos de usos se vuelve a arrugar o bien, es titánico quitar las marcas. Sin embargo, podría dejar de ser una tortura si ponemos en práctica un par de trucos, que de plazo ayudan acabar con algunas bacterias.

¿Cómo planchar beneficia tu salud?
Para comenzar, un estudio publicado en la Cold Spring Harbor Laboratory halló que el Covid-19 puede sobrevivir hasta 72 horas en superficies de plástico. ¿Te imaginas la ropa? Por ello es recomendable que planches tus prendas, ya que el calor puede combatir la propagación de gérmenes (los cuales tienden a multiplicarse en la humedad).

6 trucos de planchado que eliminan las arrugas más difíciles
Para no pasar horas desarrugando, T-fal nos da algunas recomendaciones. ¡Toma nota!

Prepara tu ropa desde el proceso de lavado. La selección ideal de los programas y el uso de suavizante evitará arrugas pronunciadas en todas las prendas.

El centrifugado no es la mejor opción si quieres evitar arrugas pronunciadas, opta por el secado natural al sol.

Sacude la ropa al salir de la lavadora y cuélgala extendida o en ganchos, esto permitirá que al secarse las fibras están más lisas.

Aunque se dice que las prendas delicadas deben plancharse al revés, no es necesario si se cuenta con una plancha con un regulador térmico que evita el daño en la ropa. ¡Ojo! Planchar los trapos de cocina, las toallas y fundas para almohada es ideal para sintetizarlas ya que el golpe de vapor elimina los gérmenes. Incluso, este golpe de vapor puedes utilizarlo también en las cortinas, muebles o muñecos de peluche. Algunas planchas funcionan de forma vertical y facilitan estas actividades.

Aprovecha el calentamiento de tu plancha y comienza por fibras suaves y delicadas y termina con fibras duras y rígidas.

Dobla adecuadamente tus prendas y dales el espacio suficiente en tu clóset para que la fibra tenga su caída natural.

Con estos 6 trucos de planchado que eliminan las arrugas más difíciles y reducen las bacterias en la ropa. ¡Ya no sufrirás al planchar!