Las células de la piel se regeneran cada 28 a 35 días.