Revientan redes a Hospital No. 6 del IMSS por malas prácticas

Por José Gregorio Aguilar

A pesar de las mejoras materiales al Hospital Número 6 del Seguro Social en Ciudad Madero, en el último año no cesaron los casos de negligencia, malas prácticas y errores médicos que dejaron secuelas en las personas y, en ocasiones, acortaron su vida.

Con el fin de lanzar una advertencia pública, familiares de las víctimas han subido a Facebook las historias de los pacientes que han sufrido daños irreversibles después de estar en el hospital Número 6 del IMSS de Ciudad Madero, entre 2023 y 2024.

En este periodo, se percibe una mala práctica o negligencia en la realización de salpingoclasia (corte de las trompas uterinas para control natal), un procedimiento regular en el sistema de salud, que dejó a una mujer con daño severo y otra sin vida.

Se trata de Jessica N., joven madre de 25 años, quien ingresó el 2 de enero de 2023 al hospital número 6 de Ciudad Madero, en buen estado de salud, y para el día 9 ya estaba muerta.

Con su partida, dejó a tres niños huérfanos: uno de 9 años, otro de 2 y un recién nacido, que fue el motivo de su ingreso.

“El sábado 7 de enero el médico de turno le dice que se encuentra perfectamente bien y la dan de alta, aun teniendo un nivel 7 de hemoglobina (nivel bajo para dar de alta a la paciente)”, escribió una prima de la víctima.

“El día lunes 9 de enero, su esposo va a dejar a la guardería a uno de sus hijos y al regresar encuentra a su esposa inconsciente, con espuma en la boca, la lleva al lugar de atención más cercano, la Unidad Médica Familiar 16 del IMSS (Altamira, Tamaulipas), sin embargo, al llegar ella ya había fallecido”.

Otros temas:  Reorienta DGETI carreras para responder a los necesidades actuales de las empresas

Otra paciente que salió mal de una salpingoclasia fue Karla Esmeralda Juárez, de 26 años, quien en julio de 2023 tuvo un parto exitoso en el Hospital del IMSS de Ciudad Madero, pero la segunda cirugía le paralizó una pierna.
“Fue internada por su embarazo, el bebé sin complicaciones, pero tiene parálisis en pierna por salpingo, no han dado nada de solución, el director ha hecho caso omiso, las enfermeras de piso, no pasan a interconsultas”, dijo Mario Alberto Torres, su esposo.

Explicó que Karla Esmeralda ha trabajado como cajera en una tienda comercial y jamás ha tenido molestias ni padecimientos en su pierna, que ha dejado de mover después de la salpingoclasia.

Después de siete días de revisiones médicas inútiles, incluida la del neurólogo, la familia inició el 3 de agosto consultas con un abogado para analizar la posibilidad de demandar al nosocomio.

Las quejas más frecuentes contra el Hospital Número 6 corresponden a aparatos descompuestos que afectan la atención inmediata de los usuarios, como Manuel Desilos, de 78 años.

Este hombre de la tercera edad llegó con doble fractura de tibia y peroné para ser intervenido de urgencia, pero la cirugía se suspendió indefinidamente por la falta del fluoroscopio.

“No me dan respuesta, no hay buena atención, no hay un flouroscopio, no se toman la atención debida de resolver la falta de equipo”, dijo Karen Desilos, hija del paciente.

En su publicación, Desilos dijo haber presenciado decenas de casos al interior del IMSS de Ciudad Madero de malos tratos, falta de especialistas, falta de medicamentos y desorden administrativo.

Otros temas:  Encuestas de Morena en Tamaulipas por encima de la media nacional

Y la Comisión Nacional de Derachos Humanos (CNDH) está de acuerdo con ella. El año pasado emitió la recomendación 290/2023 en contra del Hospital Número 6 del IMSS, en la urbe petrolera, por omisiones en el tratamiento a una mujer de 39 que le causó la pérdida de un riñón.

Ella había ingresado por un cálculo renal y, después de la cirugía, los médicos le dijeron que debía volver, ya que solo le habían extirpado la mitad de la piedra. Pero las conclusiones fueron muy distintas en el dictamen del organismo defensor de los derechos humanos.

“La víctima ameritaba la extracción completa de la piedra por cirugía abierta… sin embargo, dicho procedimiento no se realizó”, indicó la CNDH.

“La persona médica tratante únicamente le colocó un catéter JJ del lado derecho, sin que este remitiera el padecimiento de base, lo cual generó un deterioro progresivo del riñón e hizo necesaria su extirpación”.

Así que el Hospital Número 6 del IMSS de Ciudad Madero podrá tener nuevas salas, sillas cómodas, aire acondicionado renovado, pero si nadie se responsabiliza del servicio médico, que es el objeto principal de su funcionamiento, seguirá siendo reprobado por los usuarios.