¿Este verano te has pasado comiendo fuera de casa alimentos no precisamente sanos?¡Te ayudamos a recuperar el buen ritmo!

Nadie puede resistirse a unas cañitas con los amigos, a las delicias fritas del chiringuito de al lado de la playa, a un aperitivo antes de comer o al helado de después de la cena. ¿Verdad que tú también te has rendido a estas típicas tentaciones veraniegas? Don’t worry, ahora, con la vuelta al trabajo es el momento perfecto para meterte en cintura y recuperar el buen ritmo de comidas.

Para empezar con buen pie, tienes que estar motivada para dejar atrás esos kilitos que el verano ha sumado a tu silueta. Si no sientes firmemente que te los quieres quitar de encima, te rendirás a la primera de cambio. Es importante hacer 4 comidas al día a horas fijas y, por favor, desayuna. No creas que por no desayunar estarás adelgazando. Se trata de un típico error a la hora de hacer dieta que no lleva a ninguna parte y te hará picar compulsivamente antes del almuerzo. En el almuerzo, opta por carnes magras y blancas, ricas en proteínas, acompañas de verduras, arroz o pasta en cantidad moderada. Es recomendable hacer una merienda saludable a media tarde para no llegar hambrienta a la cena. Por la noche, quédate solo con las proteínas de la carne y el pescado.

Otros temas:  maquillaje otoño-invierno