Por: Andrés A. Ramírez Acosta

Cd. Victoria.- Tuvieron que pasar 50 años, para que la Liga Pequeña de Béisbol de la Santa María de Aguayo lograra conseguir su primer título nacional dentro de las Ligas Pequeñas, esto tras coronarse monarca de la Serie Nacional 2022 “Ismael “Rocket” Valdez”, de la categoría Junior (13-14 años), al vencer en la final 6 carreras a 4 a la Matamoros AC.

Demostrando que en su casa y con su gente, los victorenses, lograron el sueño de todo pelotero, clasificar a la Serie Mundial de Ligas Pequeñas del programa de Williamsport, el cuál se estará desarrollando en Taylor, Michigan a partir del 14 de agosto.

El camino no fue fácil, pero no imposible y es que solo se tenía una meta, llegar a como dé lugar a la Serie Mundial, derrotando en la fase de grupos a Tochtepec de Puebla, Tigres de Guanajuato, San Uriel, Bravos de Apodaca y Guaymas, perdiendo en la última jornada ante Saltillo.

Con récord de 5-1, la Aguayo se enfrentaba en Semifinales a uno de los grandes de la Región 2 de Williamsport, a la Liga Treviño Kelly, a quién terminó noqueando en la quinta entrada 10-0 convirtiéndose en el primer finalista.

Milagrosa lluvia

Se dice que en el béisbol “Hay tres cosas que puedes hacer: puedes ganar, puedes perder o puedes ver llover” y eso fue lo que sucedió la tarde del 29 de junio del 2022 en Ciudad Victoria, Tamaulipas, el día en que la Santa María de Aguayo logró poner su nombre en el libro de las Ligas Pequeñas de Béisbol del programa de Williamsport.

Otros temas:  Anunciarán aplazamiento de la Intermedia Nacional

No era cualquier día en la capital tamaulipeca… era un día especial, un día en el que el “Rey de los Deportes”, revivía una de las batallas clásicas de la historia, David (La Aguayo) contra Goliat (Matamoros AC).

El reloj marcaba las 17:00 horas, ambas novenas saltaban al diamante del Praxedis Balboa, un escenario digno para el arranque de una de las mejores historias del béisbol victorense.

El primero al bat sería el equipo de la Santa María de Aguayo, donde Alfonso Hernández desde la loma lograba parar a los victorenses, quién se iban blanqueados en la primera entrada; situación que la novena fronteriza, aprovecha tras dos errores en el cuadro de los capitalinos, para registrar sus dos primeras carreras, poniendo 2-0 a favor de la Matamoros AC.

Pese al intento de igualar la pizarra, los de casa no pudieron con la curva de Hernández quién se lucia desde el montículo en el segundo rollo de esta gran final, quién con su cuadro colgaban su segundo cero en el marcador. Pero al cierre de esta segunda entrada, Sebastián López sacó lumbre de su brazo, para parar en seco a sus rivales.

En la apertura del tercer episodio de esta final épica, los lanzamientos del matamorense seguían siendo la barrera para que la Santa María de Aguayo colgara su tercer cero en la pizarra. El golpe anímico era para “Goliat”, quién lograba registrar dos carreras más a la cuenta y poner el marcador 4-0 a favor de los fronterizo.

La cuarta entrada el par de ceros, se colgaba para ambos equipos, pero La Aguayo, comenzaba a despertar en el juego, al conectar sus primeros hits.

Otros temas:  FIFA le pide a México regresar el ascenso-descenso en la Liga MX

Llegaba la quinta de esta batalla y con ella la lluvia, esa bendita lluvia que trazaría el camino al Campeonato para la Aguayo, y es que el cañón de Hernández desde la loma se comenzó a apagar, dándole la apertura a los “Pericos”, quién, sin pensarlo dos veces, igualaba a la pizarra 4 carreras a 4; por lo que Sebastián López y su equipo se fajaron para colgar su segundo cero en el marcador y manteniendo la igualada.

La balanza se comenzó a inclinar a favor de una Aguayo que era impulsada por su afición y aprovechando un weeping del cátcher de la Matamoros AC, Roberto Saldaña llegaba al home para darle la ventaja a los victorenses, quienes lograban darle la vuelta a la pizarra 5 carreras a cuatro; ante tremendo golpe los fronterizos no pudieron hacer nada ante Sebastián López bajaba la cortina, para que desde la loma para la ofensiva de rival en el cierre de la quinta entrada.

A pesar de que el juego mantenía al hilo de la butaca, en el sexto rollo de esta gran película, la pizarra no se movía, esto a pesar de que López tuvo que ser relevado por Víctor Requena, por parte de la novena de la Aguayo.

Como se dice en el argot del béisbol, esto no se acaba hasta que el ampáyer marca el último out del juego, y es que la Santa María de Aguayo sería el encargado de abrir la última entrada de este vibrante encuentro, logrando una carrera más a su causa, poniéndolo seis carreras a 4 y a tan solo 3 outs de la Serie Mundial, esto lo sabia Requena, quién a pesar de tener un inicio complicado en la loma terminó sacando uno a uno a los bateadores, para darle su primer título nacional y el boleto a Taylor, Michigan.

Otros temas:  Mujer y deporte - Recomendaciones de deportes para mujeres