Las selecciones de Venezuela, Bolivia, Colombia y Perú ya reportaron casos de Covid-19 en sus delegaciones y la cifra de infectados supera los 50 entre futbolistas, técnicos y funcionarios. El caso más preocupante es el de Venezuela, cuyo brote es investigado por el Ministerio de Salud de Brasil para saber si fue provocado por la variante india.

La Copa América 2021 ratifica que tiene al Covid-19 como una de sus principales protagonistas, luego de que las autoridades sanitarias de Brasil confirmaran más de 50 casos positivos vinculados al torneo y con infectados en los representativos nacionales de Venezuela, Bolivia, Colombia y Perú.

Los casos de Covid-19 vinculados al torneo de selecciones ascendieron a 53 una vez culminada la primera fecha del certamen, disputada entre el domingo 13 y el lunes 14 de junio. De acuerdo a datos del Ministerio de Salud de Brasil citados por medios brasileños, 27 de esos casos corresponden a futbolistas e integrantes de los cuerpos técnicos y los restantes 26 se detectaron entre funcionarios del torneo y personal de los hoteles de Brasilia y Rio de Janeiro.

La cantidad de infectados crece desde que Venezuela reportó los primeros casos en su delegación el sábado 12 de junio, un día antes de que comenzara el torneo. La Federación Venezolana de Fútbol (FVF) confirmó test positivos en ocho de sus futbolistas y tres integrantes del cuerpo técnico y debió convocar de urgencia a 15 nuevos jugadores para disputar el partido frente a Brasil.

El mismo día, Bolivia reportó tres casos positivos entre futbolistas y uno en el cuerpo técnico. Entre los afectados estuvo la figura del plantel, el delantero Marcelo Moreno Martins.

Colombia también había sufrido el coronavirus antes de debutar, con los positivos de dos miembros de su cuerpo técnico: el asistente técnico Pablo Román y el fisioterapeuta Carlos Entrena. Si bien ninguno de los futbolistas concentrados en Brasil dio positivo, el equipo colombiano ya había perdido al mediocampista Juan Ferney Otero, quien tuvo que bajarse a último momento del viaje a Brasil al dar positivo.

La selección de Perú, que integra el Grupo B pero tuvo fecha libre en la primera jornada, también tuvo un caso en su delegación, el de su preparador físico Néstor Bonillo.

En todos los casos, y según obliga el protocolo sanitario para la Copa América 2021, los infectados en cualquier delegación deben ser separados inmediatamente del resto de la delegación y permanecer aislados durante 14 días en habitaciones de hotel individuales. Los contagiados recién pueden regresar a sus países si se comprueba que son asintomáticos y son autorizados por las autoridades sanitarias.

¿Variante india en la selección de Venezuela?

Si bien el Covid-19 ya ha afectado a cuatro de diez selecciones y no se descarta que aparezcan más casos, en tres de los cuatro países afectados los casos se han producido de forma aislada. La preocupación de Brasil se centra, en cambio, en el caso de la selección de Venezuela, con un brote de 13 casos positivos detectados al mismo tiempo.

Si bien los infectados permanecen aislados, el Ministerio de Salud de Brasil encomendó que los venezolanos sean analizados para establecer qué variante del coronavirus provocó el brote. Según consignó el portal de noticias brasileño G1, hizo una excepción en su protocolo para que los infectados sean estudiados por el Laboratorio Central de Salud Pública (Lacen) que, hasta el momento, solo analizaba los casos de pacientes reinfectados.

La preocupación del Gobierno brasileño es que el brote venezolano, de una intensidad llamativa, haya sido provocado en Brasilia por una cepa que todavía no tiene circulación comunitaria, donde la delegación venezolana se mantiene alojada.

“El Lacen hizo una excepción debido al evento y la circulación muy grande de los jugadores por el mundo, porque no todos juegan exclusivamente en Venezuela; juegan en Europa, Asia y Sudamérica”, dijo Osnei Okumoto, secretario de Salud de Brasilia, en declaraciones consignadas por G1.

Uno de los temores de Okumoto es que los venezolanos se hayan infectado con la variante india del coronavirus, que aún no tiene circulación comunitaria en la capital brasileña.