El pasado 19 de enero, Claire Louise Willis publicó una foto en Facebook que le dio la vuelta al mundo y se compartió más de 90.000 veces en redes sociales: un pezón hecho en 3D, una técnica que podría ayudar a mujeres víctimas de cáncer que han pasado por una mastectomía.

La reconstrucción de la aureola mediante tatuaje no es algo novedoso; sin embargo, la artista en maquillaje permanente y miembro de la Asociación Británica de Terapia de Belleza y Cosmetología lo lleva haciendo de manera gratuita desde hace tres años en su consultorio.

«Para cuando estas mujeres llegan a mi ya han pasado por tantas cosas… además suelen estar en dificultades financieras porque han perdido al menos uno de los ingresos de la familia, así que dedicar un día al mes a ofrecer este tratamiento gratuito es algo que pensé que podía hacer y es algo que me apasiona», le dijo a BBC Mundo, la doctora Louise.

Aunque para ella siempre se trató de un hobbie para ayudar a mujeres que han pasado por un mal momento tras su enfermedad o que se sienten poco femeninas, los resultados con tanto nivel de detalle y realismo llamaron la atención de cientos de personas.

«El pecho sin un pezón es como una masa, no parece un pecho sino un bulto. Es algo que va mucho más allá de una mera cuestión estética. Se vuelven a sentir enteras y femeninas», dice.

El maquillaje permanente es implementación de micro pigmentos en la capa dérmica de la piel, muy parecido a como ocurre con los tatuajes. La técnica puede ser utilizada para remodelar y colorear sobre las cejas, para crear un delineador permanente en los labios y darle forma y color a los mismos, o para reconstruir las areolas de los pezones.

Otros temas:  Vacuna contra Covid-19: este es sería su costo tras su llegada a México

Louise tarda aproximadamente 40 minutos en reconstruir un pezón. Ahora tiene las citas gratuitas llenas hasta marzo de 2018.

“Con las nuevas técnicas puedes crear un montón de detalles preciosos usando distintas técnicas, como sombreado o puntillismo. Puedes hacer puntos de sombras muy finos, incluso recrear glándulas areolares”, dice la experta.