Las varices son una enfermedad que afecta a las venas de las piernas.

Se forman por un mal funcionamiento de las válvulas de las venas de las piernas. Estas válvulas, ayudan a que la sangre siga su camino hacia el corazón.

Es debido a diversos factores, que las venas se ensanchan, dilatan y se vuelven tortuosas. Esto provoca problemas de circulación sanguínea que pueden ser muy perjudiciales para la salud además de lo antiestético de las varices.

Una de cada diez personas padece de varices, siendo más frecuentes en las mujeres, sobre todo por efecto de los embarazos y las hormonas. Las hormonas que produce el ovario relajan las fibras musculares existentes en la pared venosa, favoreciendo así a la aparición de várices.

Los embarazos causan las várices por que aumentan la cantidad de sangre que tienen que manejar las venas y el feto comprime durante largos meses las venas de la pelvis, impidiendo una buena circulación, pero fundamentalmente, por las hormonas que produce la placenta.

Otras causas son:

  • Las tromboflebitis
  • La obesidad
  • Utilizar anticonceptivos o tomar hormonas
  • Estar de pie o sentado por mucho tiempo
  • Vestir con ropa y/o calzado ajustado
  • Poner calor directo en las piernas.

 

Por lo general, las várices no ponen en riesgo la seguridad del enfermo. Pero pueden afectar seriamente su calidad de vida por las molestias que ocasionan y por la invalidez que pueden llegar a existir, particularmente cuando aparece una úlcera.

 

¿Cuáles son los síntomas de las várices?

  • Pesadez de piernas
  • Cansancio
  • Calambres
  • Picores e incluso fuertes dolores
  • Hinchazón de tobillos y pies
  • Las venas de la piernas comienzan a agrandarse, lo que puede notarse a simple vista bajo la piel
  • Los tobillos y pantorrillas toman un color parado-grisáceo
  • Se presentan úlceras en la piel de los tobillos
Otros temas:  Apoya DIF Tamaulipas a niños y personas con discapacidad en Matamoros

 

Tipos de varices:

Grado 1

Generalmente tan sólo son un problema de tipo estético, aunque en determinadas ocasiones, pueden producir sensación de pesadez y cansancio en las piernas.

Estallido de cohete o cabeza de meduza; generalmente estas varices no presentan ningún tipo de sintomatología razón por la cual y de una manera equívoca no se le presta frecuentemente atención por parte del paciente.

Afectan específicamente el aspecto estético.

 

Grado 2

Este tipo de varices son más visibles, dilatadas y tortuosas. Un alto porcentaje de los pacientes presentan sintomatología.

Es importante comentar que en las varices Grado I y II el tratamiento es exclusivamente médico, evitando así el tratamiento quirúrgico.

Este tipo de varices ya empieza a ser un problema para la salud. Normalmente con la edad, suelen producir flebitis superficiales dolorosas, o pequeñas varicorragias (sangrado de una vena)

 

Grado 3

Son las más visiblemente antiestéticas, y las que hombres (porque también los hombres padecen de várices) y mujeres pueden llegar a padecer, si estas no son tratadas a tiempo.

Aparecen luego de mucho tiempo de tener varices grado dos, y que denotan un fallo extremo en las válvulas principales ó mayores del sistema venoso superficial ó comunicante.

Las venas son sometidas a un reflujo y presiones extremas para llevar la sangre en contra de la gravedad, y la consecuencia a esperar es un estiramiento y aumento de su diámetro

 

Recomendaciones para una persona con várices

  • Evite estar mucho tiempo parada o sentada. Si su trabajo o la vida que lleva es muy sedentaria, procure en ratos flexionar piernas y tobillos frecuentemente, levantarse y caminar un poco
  • Al final del día, eleve las piernas unos centímetros por encima del nivel del corazón
  • Al aplicarse crema en las piernas o al bañarse, masajee en sentido ascendente, desde los tobillos hacia los muslos ejerciendo una ligera presión
  • Realizar ejercicios que favorezcan la circulación y alivia molestias:
  • Paseo o bicicleta con zapato adecuado y cómodo
  • Practicar natación
  • Estando de pie, ponerse de puntillas varias veces durante unos segundos
  • Acostada boca arriba con las piernas elevadas, realizar movimientos de pedaleo
  • Acostada o sentada con las piernas extendidas y elevadas por encima de la cadera, flexionar y extender los dedos de los pies
  • Lleve una alimentación balanceada
  • Evitar las fuentes de calor
  • Refrescar las piernas con baños de agua fría
  • Evitar el estreñimiento
  • Evite subir de peso en exceso
  • Siempre y cuando el médico este de acuerdo, utilizar medias compresivas, éstas proporcionan alivio inmediato y duradero, ya que comprimen las venas, mejorando el retorno venoso. La medias están diseñadas de forma que la máxima compresión se da alrededor de los tobillos y pantorrillas. Pueden estar indicadas también en el embarazo
  • Seguir un tratamiento, para iniciarlo se deberá realizar un examen clínico y físico, con una exploración hemodinámica por eco-doppler. En algunos casos es necesaria la realización de una flebografía con contraste.
Otros temas:  Análisis de sangre detecta cáncer cuatro años antes que métodos usuales

Por Selecciones.com / Imagen: jugos-curativos.com