Administrar muy bien el presupuesto familiar te permitirá ahorrar y disfrutar de las cosas más te gustan, como viajar, estudiar o divertirte. Mira estos consejos sobre finanzas del hogar que además de ahorrarte muchos dolores de cabeza te ayudarán a invertir tu tiempo en lo que más te gusta.

Hace unos días discutía con mis amigas sobre qué tan cierto es que las mujeres somos “compradoras compulsivas”, puede que nos gusten las compras, nos encantan, pero de allí a que seamos compulsivas ¡no lo creo! Lo que pasa es que a diferencia de los hombres, que lo piensan demasiado para darse gustos, nosotras nos dejamos llevar por el impulso, lo disfrutamos, y lo mejor es que tenemos la fórmula mágica para que siempre nos alcance el dinero.

Después de esto pensé:

¿Por qué no sacarle provecho a esta grandiosa habilidad que tenemos para manejar muy bien el dinero?

De esta forma podríamos administrar mejor el presupuesto del nuestro hogar y contar con dinero de sobra para disfrutarlo en lo que más nos gusta. Así que decidí crear esta pequeña guía para convertirnos en expertas en finanzas del hogar ¡Presta atención y sigue los pasos!

  • Analiza en qué gastas tu dinero

    Conserva los tiquetes y anota todas las compras que realizas, no importa qué tan grandes o insignificantes sean, debes ser sincera y no omitir absolutamente nada. Al final del mes suma en una hoja de cálculo o en un cuaderno todo lo que has gastado, compáralo con tus ingresos familiares y así sabrás si gastas más de lo que recibes.

  • Haz un presupuesto

    Ahora que tienes más claro en qué gastas el dinero de tu hogar es hora de hacer un presupuesto, haz una lista de los gastos básicos de tu casa y organízalos en estas categorías:

    Categoría Tipo de gastos
    Transporte Viajes en transporte público, taxis, combustible, etc.
    Vivienda Facturas de servicios públicos, alquiler o cuota de tu casa.
    Deudas Pagos de tarjetas, créditos y otras obligaciones
    Vida Gastos de cuidado personal, entretenimiento o bienestar.
    Ahorro Dinero que destinas al ahorro.

    Si colocas todo esto en una gráfica debería quedar distribuido así:

    administración del dinero
    Es muy probable que tu presupuesto no sea así exactamente, entonces que sea una meta para ti y tu familia lograr este equilibrio, con el paso del tiempo tu bolsillo te lo agradecerá, verás cómo las deudas estarán bajo control y tendrás más dinero para gastar en lo que realmente quieres.

  • Deja que la tecnología haga el trabajo por ti

    Usa los servicios débito automático para pagar tus cuentas a tiempo sin tener que ir hasta la ventanilla de un banco, algo que seguro te quita mucho tiempo y puede ser muy aburrido, otros servicios como las transferencias por Internet te harán la vida más fácil. Si acaso desconfías de las transacciones en línea, fija alarmas en tu móvil para recordar los pagos a tiempo.

  • Crea un fondo “salvavidas”

    Sin importar cuánto plantifiques los imprevistos siempre aparecerán, es como una ley de Murphy de la economía doméstica, lo mejor es que tengas un fondo para atender esos gastos inesperados, de esta forma siempre tendrás dinero disponible para cubrir todo aquello que no estaba en tu presupuesto y evitarás endeudarte para salir de estas emergencias.

  • Controla tus tarjetas de crédito

    Si haces una valoración real de los consumos que realizas con tus tarjetas de crédito comprobarás que cubrir la totalidad de esta deuda no es algo que puedas lograr de la noche a la mañana, incluso podría tomarte varios años dejar tu saldo en cero; por esto es importante usar este medio de pago solo para cubrir imprevistos o hacer compras que realmente valgan la pena diferir.