Es fácil pintarse las uñas, pero, ¿sabías que puedes utilizar una esponja de maquillaje para crear un degradado?

Y no, no es tan difícil como parece, al contrario, es de lo más fácil y rápido que encontrarás en EME. Además, una esponja de maquillaje (o una brocha para sombras) es barata y fácil de conseguir; o las encuentras en tiendas de maquillaje o en cualquier supermercado.

Brocha de maquillaje

•Este es el diseño más sencillo de todos. Necesitas una brocha de sombras pequeña que ya no utilices, y tus esmaltes favoritos.

•La técnica es fácil: solamente tienes que reemplazar la brocha de tu barniz con la de tu maquillaje para crear un degradado en tus uñas.

Esponja de maquillaje

•Lo único que tienes que hacer es poner una capa de esmalte en tus uñas como base y pintar tu esponja con los colores deseados para tu diseño.

•Da unas suaves palmaditas con la esponja sobre tus uñas y deja que seque el color. Retira el exceso de esmalte sobre tus dedos con acetona ¡y listo!

Esponja de maquillaje con diseño

•Este diseño es facilísimo; necesitas masking tape, tijeras y los esmaltes que más te gusten.

•Empieza por crear el boceto en el masking tape con tus tijeras; te recomendamos figuras básicas como corazones, estrellas o figuras geométricas para no complicar tu diseño.

•Una vez que esté listo, pégalo a tus uñas y aplica la esponja con esmaltes de colores para rellenar la figura.

Otros temas:  ¡El último grito de la moda!: Los cubrebocas