La Policía Nacional, en una operación conjunta con la Guardia Civil, la Agencia Tributaria y Europol, han desarticulado una organización criminal internacional afincada en España y Países Bajos, y vinculada con el cartel mexicano de los Beltrán Leyva, dedicada presuntamente a la introducción de cocaína y metanfetamina en Europa a través del puerto de Barcelona.

Esta operación, cuya investigación ha durado tres años, ha logrado intervenir la mayor cantidad de la historia del llamado ‘crystal meth’, con la aprehensión de un total de 2.549 kilos de metanfetamina, 1.370 kilos de cocaína y 17.000 litros de productos químicos para la producción de estupefacientes.

El operativo se ha llevado a cabo en Barcelona, Tarragona, Talavera de la Reina y Valencia, además de en Países Bajos y Turquía, y ha concluido con la detención de 16 personas y el desmantelamiento de la principal vía de introducción de estas sustancias en Europa por el puerto de Barcelona.

Su modus operandi consistía en introducir la droga en habitáculos ocultos en bloques de hormigón, convirtiéndola en indetectable ante los controles portuarios.

Investigación inicia en 2017

Las investigaciones comenzaron en 2017 como resultado de los flujos de información y cooperación policial nacional e internacional sobre una empresa exportadora sospechosa de ser utilizada por los carteles mexicanos en la introducción de ingentes cantidades de estupefacientes en el continente europeo. Por ello, los agentes monitorizaron una mercantil mexicana que podría estar introduciendo importantes cantidades de estupefacientes en Europa a través de España.

Precisamente esta empresa ubicada en México estaría a disposición del cartel de los Beltrán Leyva que, valiéndose de unos bloques térmicos de hormigón prefabricados, ocultaban en su interior droga. Aprovechaban, de esta forma, la infraestructura de sus operaciones de comercio internacional, provenientes de Sudamérica y Centroamérica, para copar el mercado europeo de sustancias estupefacientes.

Otros temas:  Estados Unidos aprueba cigarrillos electrónicos que considera beneficiosos para dejar de fumar

Gracias a la coordinación de las agencias policiales, se tuvo conocimiento de que en el año 2019, la Policía de Países Bajos intervino en un almacén de Róterdam un total de 2.537 kilogramos de metanfetamina pura, conocida como ‘crystal meth’. Además, continuando con la investigación, se pudo detectar un almacén en la localidad de Utrecht, donde se almacenaba un total de 17 mil litros de productos químicos para la producción de estupefacientes. Dichas sustancias provenían de una empresa afincada en España y encargada de introducir la droga por encargo del cártel mexicano.

En este contexto, Policía Nacional, Guardia Civil y Vigilancia Aduanera aunaron esfuerzos para controlar los movimientos de la empresa responsable de esas partidas, afincada en México y en Barcelona, y la cual utilizaba el puerto de la ciudad condal para sus actividades comerciales. Todo ello estaba coordinado por un ciudadano con nacionalidad española y mexicana afincado en España y que era, además, el principal responsable del cartel mexicano en nuestro país.

Tras una investigación pormenorizada sobre los movimientos de la empresa importadora en España, de forma coordinada con las autoridades neerlandesas, se logró realizar una acción conjunta que permitió la identificación de todos los actores implicados en esta operativa de narcotráfico internacional y su completa desarticulación.