Se trata de un hombre de 45 años que falleció esta semana tras sufrir un shock séptico.

Perú reportó este lunes la primera muerte de un paciente que tenía la enfermedad de viruela del mono, según confirmó el Hospital Dos de Mayo, que es administrado por el Ministerio de Salud.

El hombre, de 45 años, fue hospitalizado el pasado 27 de julio por una afectación derivada del VIH, que se vio agravada por un shock séptico y debido a que el individuo se infectó de viruela del mono.

El director del Hospital Dos de Mayo, Eduardo Farfán, confirmó a RPP que el hombre llegó al centro médico con una «infección muy avanzada» del shock séptico que presentaba, el cual puede ser causado por cualquier tipo de bacteria.

«El paciente llegó sumamente grave, con lesiones a nivel de piel, tenía varias puertas de ingreso de gérmenes, tenía también un problema pulmonar, razón por la cual se le manejó a nivel de UCI (Unidad de Cuidados Intensivos), se le entubó, pero estaba sumamente infectado», declaró Farfán.

Asimismo, el paciente habría abandonado el tratamiento contra el VIH desde hace varios meses. «Eso lo hace más vulnerable a contraer cualquier otra infección», aclaró Farfán.

En este sentido, el director del Hospital Dos de Mayo explicó que la viruela del mono fue «otro factor» que se sumó al grave cuadro que presentaba el individuo.

Desde el pasado 20 de mayo entró en vigor la declaratoria de emergencia por viruela del mono en Perú. Hasta el domingo 31 de julio, las autoridades sanitarias reportaban 305 casos confirmados en nueve regiones del país y trabajaban en la identificación de otros contactos.

Otros temas:  Pasó 37 años en la cárcel, se demostró su inocencia y fue liberado

Viruela del mono

La viruela del simio es considerada una infección endémica de una parte del continente africano, en concreto de África occidental y central.

La transmisión entre humanos se produce cuando se entra en contacto con líquidos, mucosas, excreciones o saliva de la persona que se encuentra infectada por el virus. De manera que el contagio podría producirse también por excreción viral a través de heces y por mantener relaciones sexuales, así como a través de la placenta de la madre al feto.

Hasta el momento la cadena de transmisión más larga que se ha documentado en una comunidad llegó a seis infecciones sucesivas de persona a persona.