El reto de la educación a distancia continúa. Hoy comenzaron las clases a más de 30 millones de alumnos que pertenecen a educación básica (primaria y secundaria). Por cierto, aquí te dejo los horarios de la programación de Aprende en casa 2. Pero, ya sea que estés siguiendo las clases por televisión o en línea (a través de plataformas como zoom o meet), el verdadero dilema es, ¡cómo hacer que los niños se concentren!

Consejos para que tus hijos se concentren en las clases en línea

El primer día de clases me tocó ser testigo de lo difícil que es para los niños poner atención a las clases en línea. Aunque enviaron un reglamentopara las aulas virtuales (no usar el chat, apagar sus micrófonos, levantar el pulgar o la mano para pedir la palabra, no jugar), todo resultó en caos.

Sé que es el primer día, pero depende mucho de nosotros que ellos logren adaptarse. Por su bien (y por el tuyo), necesitan ser independientes y responsables.

Te doy 10 tips para lograr que pongan atención

1. Establece una rutina

Como te lo comenté en esta nota, la SEP hizo una serie de recomendaciones para el regreso a clases y una de ellas es que trates de establecer una rutina como si estuvieran en la escuela. Es decir, despiértalos a una hora adecuada para prepararse: desayunar, asearse, cambiarse (mucho mejor si se ponen el uniforme). De esta manera tendrán el chip de que la escuela comenzó.

2. Asigna un espacio adecuado.

No importa que sea muy pequeñito el espacio, deben tener un lugar específico para tomar sus clases y hacer sus labores escolares. No pueden tener la comida y los cuadernos en el mismo lugar, los distrae y sus trabajos se ensucian.

3. En la escuela (virtual o física), la maestra es la autoridad

No intervengas en las clases ni opines mientras la maestra está impartiendo su materia. Tampoco le soples la respuesta a tu hijo, deja que piense ¡Solo así aprenderá! Dale autoridad a la maestra y refuerza las reglas que dicte. Si notas que tu hijo no respeta las instrucciones, ¡repréndelo terminando la clase! La maestra y tú deben ser equipo.

4. No te olvides de las pausas activas

Si tu hijo está en clases en línea, por lo regular la escuela marca pausas activas o actividad física. Pero si estás siguiendo clases por televisión o por videos grabados, es muy importante que organices el trabajo con pausas de descanso, estiramiento, tomar agua o el lunch, incluso pequeñas actividades recreativas (minutos de juego, manualidades, etc.). Cuando esté relajado podrá concentrarse más.

5. Apaga pantallas y celulares por un rato

Si ya ha estado toda la mañana en frente de un monitor, dale un poco de respiro a los aparatos electrónicos y distráelo con otras actividades antes de que comience a hacer las tareas. De esta manera también descansará de tantas horas de pantalla. Pero ojo, lo más importante es que la apagues cuando tenga que hacer sus tareas u otra actividad que exija su concentración. Nada de hacer la tarea viendo la tele.

6. Deja que se relaje

Si bien es cierto que la escuela es importante, también deja que haga cosas que le gustan. Sé que es demasiada televisión por la mañana, pero la realidad es que no pudo ver sus programas favoritos. Tampoco está mal dejarlo ver una o dos horas de la televisión que le gusta después de su tarea.

7. Haz que gaste energía

Procura que gaste energía, que juegue, salte o realice alguna actividad física (hay muchas clases online de box, zumba o yoga para niños). El ejercicio alista al cuerpo para aprender. Puede ser una gran opción para la tarde, justo antes de hacer sus tareas escolares.

8. Acuéstalo temprano

El sueño es fundamental para su concentración. Un niño que duerme bien, aprende mejor. No dejes que se desvele y crea una rutina para que se vaya a la cama.

9. Sé paciente

Cuesta trabajo, no es fácil. Es muy probable que te desespere, que se ponga rebelde, que a veces no atienda inscrucciones, pero debes ser firme y paciente. Solo con tu ayuda y la disciplina que tú le marques aprenderá a atender instrucciones y fijar su atención.

10. Cuida de ti

Los niños requieren atención, cuidado y apoyo, pero necesitan mucho más a una mamá sana. Cuida de ti, controla tus niveles de estrés, sé amable contigo y enséñalo a ser independiente. Mientras más tranquila y enfocada estés tú, mejor podrás ayudar a que tu hijo se regule y se concentre.

Espero que estos tips te ayuden, porque yo los estoy aplicando. ¡Claro que se puede!