Autoridades advierten del posible agravamiento de la situación en las próximas semanas

Los casos confirmados de ómicron en Rusia se triplicaron hasta alcanzar los 300, informaron este martes las autoridades locales, que advirtieron del posible agravamiento de la situación en las próximas semanas.

A día de hoy en Rusia han sido contabilizados 305 contagios de ómicron en 13 regiones, según la jefa sanitaria rusa, Anna Popova.

«Hay riesgo de un aumento rápido de los contagios», dijo Popova, citada por la agencia Interfax.

El primer caso de ómicron fue detectado en Rusia el pasado 6 de diciembre.

Rusia registró hoy 17,525 nuevos casos de coronavirus, el máximo desde principios de mes, después de ocho días por debajo de la barrera de los 17,000 contagios, según el centro de lucha contra la pandemia de la COVID-19.

En lo que va de pandemia, en todo el país se han notificado 10,684,204 infecciones de coronavirus.

El Gobierno ruso ya había advertido de que la aparición de la variante ómicron puede complicar la situación epidémica en el país tras las fiestas de Año Nuevo, que finalizaron el 9 de enero.

Este martes la jefa sanitaria rusa señaló que los casos pueden llegar a superar los 100,000 diarios «si la situación se desarrolla de forma desfavorable».

El ministro de Sanidad ruso, Mijaíl Murashko, afirmó, a su vez, que no cabe pensar que el ómicron es mucho más leve que la variante delta, porque los hospitales de muchos países extranjeros con los que contactan los especialistas rusos «están llenos».

Hasta ahora más de 75 millones de rusos se han vacunado con la pauta completa, lo que representa una inmunidad colectiva del 62.6 % de la población adulta.

Otros temas:  Rusia toma Chernóbil tras una intensa batalla