Por José Gregorio Aguilar

La asociación civil Conciencia y Participación (CONPARTICIPACION) lamentó que en México, 11  ministros de la Suprema Corte de la Justicia de la Nación, sean los que tomen decisiones a nombre de  120 millones de mexicanos, en temas tan trascendentales para el futuro de la familia, como es el aborto.

          “En México tenemos 11 ministros  de la Suprema son once personas que nos imponen a más de 120 millones de  personas sin preguntarnos una condena de muerte para millones de niños antes de nacer, once mexicanos se convirtieron en dictadores en el país; eso es una tiranía judicial, es retroceder, es una imposición”.

 Marcial Padilla, presidente de la asociación, afirmó que se está intentando introducir el aborto pero sin preguntarle a la gente si está a favor o en contra y sin siquiera organizar debates en las entidades, sino que lo están aprobando a través de  Tribunales y del Poder Judicial.

Aseguró que lo que menos necesita una mujer es abortar o deshacerse de su producto;  lo que verdaderamente necesita, agregó, es que le ayuden a resolver los problemas que la empujan a interrumpir su embarazo.

          “La despenalización aborto en México se está intentando introducir pero no preguntándole a la gente, no es como que hay foros, congresos y luegos los congresos locales lo debaten y ven lo que quiere la gente; no, lo están haciendo a través de los tribunales y del poder judicial porque, porque la gente no quiere la mujer no necesita el aborto lo que necesita es que le ayuden a resolver los problemas que la empujen al aborto”.

Subrayó que cuando un país o un estado despenalizan el aborto lo que está haciendo es abandonar a la mujer en sus mismos problemas de manera que la convierten, no solo en víctima sino también en verdugo.

Otros temas:  Proponen consulta popular para tema de aborto

Por ello reiteró que ya es tiempo de que el ciudadano se empodere, que tome decisiones, que sea capaz de sumar esfuerzos con el resto de la sociedad civil para no permitir que decisiones tan importantes para el futuro de la vida y la familia, la tomen once personas denominadas ministros de la Suprema Corte de  Justicia de la Nación.