Por José Gregorio Aguilar

Antes de emprender un programa de tandeos de agua es necesario solventar las necesidades que tienen las escuelas, como la falta de tambos o tinacos para almacenarla, demandó el secretario general del Sindicato Independiente de los Trabajadores de la Educación de México (SITEM) Carlos Eduardo Gallardo Carriles.

“Pedimos que primero se investiguen las necesidades de las escuelas y si hay una en tal sector donde se suspenderá el agua por la mañana lo primero es verificar que haya tinacos o cisternas para almacenarla porque no todas tienen tinacos”.

Hasta ahora no se sabe el número de planteles que carecen de estos sistemas de almacenamiento, pero debe ser una prioridad para la autoridad educativa garantizar que haya agua en todas las escuelas por lo que ante esta inédita medida de tandear el agua en la ciudad se tiene que contar con el apoyo del Estado o de la propia SET para que los niños tengan garantizado este recurso.

“Si van a hacer eso primero nos tienen que apoyar el gobierno estatal o la Secretaría, con tinacos, nosotros nunca nos negamos al regreso pero sabíamos, todos lo sabían, el problema del agua y anticipamos que ese sería un problema y aun así presionaron para que regresaran a la escuela”.

El dirigente magisterial recordó que una de las exigencias del SITEM era que antes de autorizar el regreso a clases presenciales se garantizara que las instituciones educativas contaran con todos los insumos básicos de higiene que exige la nueva normalidad, entre los que destaca el agua.

La falta de ese material era una de las principales razones por las que no solo maestros, sino gran parte de la sociedad se oponía a la reapertura de los planteles pero lamentablemente el tiempo les ha dado la razón.

“En este regreso presencial nadie  contaba con que la Comapa iba a programar tandeos, entonces sí urgen tinacos y  pipas para abastecer a los centros educativos”.