Se pretende conseguir este objetivo en las siguientes dos décadas.

Durante la Cumbre del Clima COP26 en Glasgow, Escocia, diversos países y compañías anunciaron planes para terminar la venta de automóviles de gasolina o diésel en las siguientes dos décadas.

La iniciativa forma parte de los esfuerzos para la eliminación de una fuente significativa de gases invernadero.

Dicha iniciativa no fue pactada por Estados Unidos ni China, quienes sí sumaron otro acuerdo para reducir emisiones de CO2.

Los planes recibieron una reacción mixta por parte de activistas ambientales. Naciones y aerolíneas también prometieron reducir las emisiones generadas por los viajes aéreos.

Un grupo de países sin especificar dijo, a dos días de culminar la cumbre climática, que trabajará para vender solamente vehículos de cero emisiones para el 2040 y no más tarde que el 2035 en importantes mercados automovilísticos. Cabe recalcar que aún no se dan los pormenores del acuerdo, sin embargo, podría significar el abandono incluso de los vehículos híbridos.

Canadá, Chile, Dinamarca, India, Polonia, Suecia, Turquía y el Reino Unido fueron algunos de los países firmantes. Estados y ciudades de EUA también se sumaron, al igual que los fabricantes Ford, General Motors, Mercedes Benz y Volvo.