Los colores verde y amarillo del Autódromo José Carlos Pace se transformaron en plata luego de que Nico Rosberg, piloto de Mercedes, se hiciera de la bandera a cuadros del Gran Premio de Brasil, penúltima fecha del calendario 2015 de la Fórmula Uno.

Rosberg, quien durante gran parte de la carrera fue perseguido infructuosamente por su coequipero Lewis Hamilton, quien terminó en segundo, se echó a la bolsa el subcampeonato de esta temporada gracias a su segundo triunfo en fila (quinto en la temporada) y al tercer sitio conseguido por Sebastian Vettel (Ferrari), con quien ya tiene una diferencia de 31 puntos en la clasificación.

En un deslucido Gran Premio de Brasil, que tuvo contados momentos emocionantes, Rosberg se encargó de acortar la brecha con respecto a Hamilton, que de haber sido en otro punto de la temporada, probablemente llegaría a la última carrera en Abu Dhabi con posibilidades de aún luchar por el título.

La carrera en Interlagos estuvo dividida en tres partes distintas, con los Mercedes disputándose la punta por un lado, los Ferrari de Vettel y Raikkonen corriendo solos, lejos del resto por el otro y por último batallas por los últimos puestos de puntos, lugar en el que brilló el novato holandés Max Verstappen.

De igual forma, fue una carrera en donde las estrategias no se ejecutaron como se pensaba antes del arranque, pues en la mayoría de los casos se contemplaba dos paradas, sin embargo, la mayoría de los equipos y sus pilotos se decantaron por tres paradas en los pits.

Estas movidas permitieron a Rosberg no pasar mayores sobresaltos en la cima, pues solamente llegó a perder el liderato en los tres momentos que entró a pits, liderato que pasó a manos de Hamilton durante esos lapsos, aunque en las mismas tres ocasiones lo regresó a su compañero de equipo al seguir la misma estrategia de paradas en pits.

Otros temas:  Cuerudos salen de gira

Esto frustró sobremanera al campeón del mundo, quien en varias ocasiones intentó pasar a Rosberg para hacerse de la cima, sin embargo, corriendo al mismo ritmo, el piloto alemán supo contener al británico, quien por momentos se quejó de las condiciones de sus neumáticos y posteriormente de la pista, al tener pocas ventanas para adelantar.

Por otro lado y dentro del desarrollo de la misma carrera, duelos interesantes se gestaban por los últimos puestos de puntos, que oscilaron entre Sergio Pérez, Max Verstappen, Romain Grosjean, Pastor Maldonado y Felipe Nasr, duelos en los que el novato piloto de 18 años de la escudería Toro Rosso hizo las maniobras del día, especialmente cuando rebasó a Checo Pérez en la primera curva en la vuelta 33, teniendo casi un contacto con el mexicano, movimiento también aprovechado por Grosjean que de igual forma pasó al tapatío.

A partir de ahí fue el espectáculo del holandés, quien tuvo varios intercambios de posición con Grosjean durante más de la mitad de competencia.

Ya con todo definido, la Fórmula Uno se despide de Brasil con rumbo a Abu Dhabi, donde dentro de un par de semanas se bajará el telón de la temporada 2015 del Gran Circo.

fuente: el informador