A pesar de ofrecer su perdón, Benedicto XVI negó cualquier tipo de acusación sobre los hechos a los que se le acusan.

Por medio de una carta, el papa emérito Benedicto XVI extendió una disculpa y expresó su dolor por los casos de abusos sexuales a menores ocurridos durante su mandato de distintos cargos que ha tenido.

Lo anterior se dio a conocer por el ex sumo pontífice, luego de que se divulgara un informe donde que detallaba algunos abusos sexuales ocurridos contra menores en Alemania.

“Sólo puedo expresar a todas las víctimas de abusos sexuales mi profunda vergüenza, mi gran dolor y mi sincera petición de perdón. He tenido una gran responsabilidad en la Iglesia Católica”, señaló Benedicto XVI.

“Roguemos públicamente al Dios vivo que perdone nuestras culpas, nuestras grandes y grandísimas culpas”, añadió.

A pesar de su perdón, Benedicto XVI negó cualquier tipo de acusación y conocimiento de los hechos que se señalan en el documento divulgado en Alemania.

En la carta firmada por Ratzinger se defiende el gran trabajo en la redacción del documento de respuesta a la investigación, explicó que “se produjo un descuido” sobre su participación en el Ordinario – reunión de obispado de Munich y Freising – ocurrido el 15 de enero.

En dicha reunión, de acuerdo con la investigación, se trató el traslado del sacerdote Peter H, acusado de haber abusado de menores de edad. Al respecto Benedicto XVI aseguró que él no habría participado en la reunión, sin embargo se retractó de la declaración y explicó que se había tratado de un rumor.

“Este error que desgraciadamente se ha producido, no ha sido intencionado y espero que sea disculpable”, escribió Benedicto y lamentó además que tal situación haya hecho dudar de su veracidad, pues incluso fue tachado como “un mentiroso”.

Por otro lado, Benedicto XVI agradeció el apoyo y la confianza que el Papa Francisco le ha brindado.