Por José Gregorio Aguilar

Según parece, la Mesa de Trabajo para  la revisión del programa escuelas de tiempo completo, la cual se llevó a cabo en la Cámara de Diputados, solo fue una simulación para tranquilizar a los maestros y aparentar que se está trabajando para resolver sus demandas.

De acuerdo a lo que  explicó Edwin Granados Márquez, representante del Movimiento Nacional de los Trabajadores de la Educación del Programa Escuelas de Tiempo Completo, ya hay desánimo entre los docentes porque no se percibe ningún avance mientras que las autoridades educativas y legislativas, cuando se les cuestiona, simplemente no responden.

“Ya hay desánimo, recordemos que  el movimiento nació y creció sin ningún apoyo aparte de que los que hemos estado en reuniones, foros, gestiones, hemos convocado a parte de los integrantes pero el recurso económico ha mermado entonces vamos los que estamos cerca y tenemos el recurso que generalmente somos los mismos”.

Se mostró muy decepcionado porque un programa tan importante como lo era tiempo completo, simplemente no le interesa al gobierno federal. Y aunque la federación lanzó el Programa la Escuela es Nuestra, lo cierto es que es la operatividad de este último es diferente  de ahí a que los maestros de tiempo completo estén luchando porque se modifiquen las reglas de operación para que se mantenga no solo la jornada ampliada, sino también el servicio de alimentación

“Si hay desánimo, todo esto sí está causando flojera porque hay  tantas situaciones y ya hay menos participación pero lo que no tenemos que hacer es desanimarnos yo elaboré el grupo y me mantengo hasta lograr el objetivo, que haya avances”.

Otros temas:  Anuncia inspección a campos de algodón en Tamaulipas

El Programa en su momento dio resultados  y no comprendemos porque no lo ponen como una prioridad, ahora lo están devaluando y no veo razón por la cual tenga que desaparecer, concluyó.