El café es una de las bebidas más consumidas en Colombia y el mundo, pues más allá de la tradición, posee múltiples propiedades y beneficios para la salud. Efectos como la ayuda para concentrarse en las actividades diarias, así como el suministro de energía y el hecho de ser estimulante llevan a que sea un líquido bandera en cualquier hora del día.

Su sabor y aroma, así como la evidente tradición de ser una bebida imprescindible en los eventos sociales, la variedad de combinaciones y métodos de preparación, sumándole los efecto positivos para la salud, son tan solo ítems que derivan en una notable preferencia de muchas personas.

De hecho, la Sociedad Europea de Cardiología reveló que el consumo de cafeína reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares e incluso mencionó el número de tazas al día que se deberían ingerir para alcanzar dicho objetivo.

Para poder determinar que cinco tazas al día podrían prevenir diversas afecciones en el corazón, se llevó a cabo un estudio en el Reino Unido en el que participaron 502.521 personas. Tras la investigación el café fue clasificado en varios subtipos: descafeinado, molido e instantáneo.

Son muchas las propiedades nutritivas que trae el consumo de café en el organismo. Sin embargo, de acuerdo con el Instituto Estadounidense de Medicina, publicado el medio El Universo, detalló cuáles son los problemas de salud que conllevan la ingesta de café en exceso.

  • Dolores de cabeza o migraña pueden ser una de las consecuencias de la cafeína, ya que bloquea a la adenosina, ocasionando que circule menos sangre en los vasos sanguíneos del cerebro.
  • La cafeína puede elevar la presión arterial y ocasionar hipertensión, debido al efecto estimulante que tiene en el sistema nervioso central como al hecho de que causa vasoconstricción.
  • Su consumo excesivo puede irrumpir los ciclos naturales de sueño, causando insomnio. El efecto de estimulación de la cafeína bloquea a la adenosina, un neurotransmisor que influye en los estados de somnolencia.
  • Eleva los niveles de colesterol en la sangre, efecto que se da no solo por la cantidad de café que se consume, sino por su preparación.
  • El café no solamente tiene efectos secundarios sobre el cerebro, sino en otros órganos y sistemas del cuerpo. Uno de ellos es el estómago, ya que, según estudios, “el café tiene un efecto laxante, lo que podría deberse a que contribuye a liberar la hormona gastrina”.

¿Qué personas no deben tomar café?

En primer lugar, se sugiere que las personas sensibles a la cafeína no tomen mucho café, especialmente a la hora de dormir, pues lleva al insomnio o alguna alteración del sueño; además, pese a que protege las arritmias cardíacas, no es recomendable su consumo para individuos sensibles a ello.

Además, expertos restringen la ingesta de café a personas con trastornos digestivos, tal como lo indica Aarp, que hace un especial énfasis en el reflujo gastroesofágico. En cuanto a los motivos, “el café puede favorecer la presencia de agruras” y para la gastritis “puede resultar irritante y propicia el dolor estomacal en aquellos que ya sufren de inflamación de la mucosa gástrica”, según la fuente citada.

Por su parte, Medline Plus asegura que hay algunos “efectos secundarios” no deseados que puede provocar la cafeína. Estos se acentúan cuando las personas consumen más de 400 miligramos al día.

Entre otras cosas, puede producir inquietud, temblores, insomnio, dolores de cabeza, mareo, aceleración del ritmo cardíaco, deshidratación, ansiedad e incluso dependencia. Esto último está ligado a la aparición de tolerancia: las personas requieren consumir más cafeína para sentir los mismos efectos.

La fuente médica, además, señala que hay pacientes que son más proclives a percibir estos efectos de la cafeína. También indica que una vez esta sustancia ingresa en el organismo “alcanza su nivel máximo en la sangre dentro de una hora después de consumirla. Usted puede seguir sintiendo los efectos de la cafeína por cuatro a seis horas”.

Por último, recuerda que hay algunos pacientes que requieren evitar el consumo de cafeína. Por ejemplo, sostiene que las mujeres que están embarazadas o amamantando no deben tomar café porque la cafeína puede llegar al bebé. Concluye que “los niños pueden ser especialmente sensibles a los efectos de la cafeína”, por lo cual también deben limitar su consumo.

¿Cómo se usa el café para ‘barrer’ la celulitis?

Uno de los beneficios más resaltantes del café para la piel es su capacidad para actuar contra la celulitis y la ‘piel de naranja’. La cafeína, cuando es aplicada directamente sobre la piel, puede reactivar la circulación sanguínea y aumentar la quema de grasas en el cuerpo. Mundo Deportivo explica que esto, a su vez, facilita la eliminación de los depósitos de grasa acumulados que causan la celulitis. Además, al mejorar la circulación sanguínea, el café también puede ayudar a combatir las varices y prevenir su aparición.

Una forma popular de aprovechar los beneficios del café para la piel es mediante exfoliaciones. Según expertos en belleza mencionados en Vogue, se sugiere aplicar un exfoliante natural a base de café una o dos veces por semana para aquellos con piel grasa o mixta, y cada quince días para personas con piel seca. La exfoliación con café no solo elimina las células muertas y deja la piel radiante y suave, sino que también actúa como astringente y ayuda a limpiar profundamente, eliminando malos olores.

Además de los efectos exfoliantes, los granos de café molido también activan la circulación sanguínea y el sistema linfático. Esto es especialmente beneficioso para aquellos que sufren de retención de líquidos y celulitis, ya que una buena exfoliación puede reducir la hinchazón en las áreas tratadas y prevenir la aparición de várices.

Otro aspecto importante de los beneficios del café para la piel es su efecto antienvejecimiento. La cafeína, además de proporcionar una dosis de energía, protege la piel de los dañinos rayos ultravioleta, evitando así el envejecimiento prematuro de la piel.

El café también posee propiedades reafirmantes y antiinflamatorias, lo que ayuda a atenuar las bolsas y ojeras alrededor de los ojos y a frenar la acción de la dermatitis.

Además de sus beneficios específicos para la celulitis, la exfoliación con granos de café molido puede ser utilizada para eliminar impurezas y células muertas, lo que deja la piel con una apariencia radiante y suave.