Olvídate de looks pulidos con el cutis perfecto, un eyeliner definido o labios de anuncio. Se lleva el estilo de “recién levantada tras una fiesta desenfrenada”: cara lavada, labios mordidos y ojos desgastados. Déjate de disimular los efectos de un noche loca en tu rostro y maquíllate como si hubieses vivido el evento nocturno del año y hubieses pasado de desmaquillarte. Da igual que hayas dormido como una rosa ocho horas porque Lewis Amarante, make up artist de Max Factor, te dice cómo lograrlo. ¿Preparada para salir de casa con un maquillaje after party?

1. Prepara el rostro. Extiende una base iluminadora sin pretender conseguir un cutis impoluto. Céntrate en aquellas partes que quieras resaltar para darles más luz y conseguirás un contraste entre claros y oscuros.
2. Alíate con el eyeliner. Cuando amaneces sin haber retirado el maquillaje, los ojos son los primeros que te delatan. Logra ese estilo trasnochado con un lápiz en un tono oscuro. Traza una línea tanto en las pestañas superiores como inferiores. Después, aplícalo en el pliegue de la cuenca del párpado móvil y difumínalo con el fin de lucir ese efecto desgastado.
3. Usa pigmentos cremosos. Una sombra untuosa será la estrella de tu look. Utilízala sobre el párpado con la yema de los dedos, de forma irregular. Simularás que tu maquillaje pulido “se ha movido de su sitio” a lo largo de toda la noche.
4. Juega con el colorete. Si no quieres que el rostro quede apagado (ni tétrico), tienes que subirte los colores con un blush en crema de un color llamativo. Extiéndelo en las manzanas de las mejillas, a suaves toques, y presentarás ese aspecto más “sano”.
5. Apuesta por el “labio mordido”. Elige un pigmento llamativo y, en lugar de aplicarlo directamente sobre la boca, hazlo con las yemas de los dedos a golpecitos. Ayúdate con un lápiz de labios del mismo color, rellenando porciones de piel para lograr ese efecto deseado.

Otros temas:  Hidrata y nutre tus rizos con esta mascarilla de maicena

 

fuente: cosmopolitan