Actualmente las cejas gruesas y abundantes están marcando la tendencia y no solo son más definidas, sino que mejoran el aspecto de los ojos y ayudan a conseguir una mirada más expresiva.

A continuación, te compartimos algunos concejos eficaces para que no dudes en incorporarlos a tus hábitos de belleza.

Aceite de ricino.

El aceite de ricino es uno de los productos por excelencia para aumentar el grosor de las cejas y combatir el debilitamiento.

Jugo de cebolla.

El jugo natural de la cebolla contiene sustancias sulfurosas que fortalecen el vello y promueven el crecimiento de las cejas.

Yema de huevo.

La yema de huevo contiene proteínas de alta calidad que mejoran la salud capilar, las cejas y las pestañas.

Leche.

La leche contiene proteínas y grasas que nutren las raíces de las cejas para promover su crecimiento saludable y poder conseguir unas cejas más gruesas.

Aceite de coco.

Además de tener un aroma muy agradable, el aceite de coco contiene ácidos grasos de cadena media, vitamina E y minerales que fortalecen las cejas y sus folículos.

Los resultados son a largo plazo, para agilizarlos acompáñalos de una dieta rica en proteínas, vitaminas y ácidos grasos omega 3.

Otros temas:  Reporte diario Tamaulipas COVID-19