Con el propósito de atender la salud auditiva de las personas que así lo requieran, el Sistema DIF Madero en colaboración con la Fundación Starky y el Club Rotario Internacional, continúa trabajando en la adaptación de los aparatos que les fueron otorgados a través de la campaña “Oigamos Juntos”.

Por ello, este viernes se realizaron acciones de seguimiento post-adaptación a 130 pacientes de los 365 que fueron atendidos en la campaña del pasado mes de abril y que requirieron algunos ajustes en sus aparatos auditivos.

Al respecto, la presidenta del Sistema DIF Madero, C.P. Karen Patricia Romero de Menindez, sostuvo que estos beneficios están dirigidos tanto a personas adultas como a niños, a fin de coadyuvar para una mejor calidad de vida.

Resaltó que “para estos trabajos de seguimiento se realizó un monitoreo de los pacientes para checar el funcionamiento de sus aparatos auditivos, arrojando que solo 130 requirieron la revisión y fueron atendidos de inmediato con el apoyo del personal de la Fundación Starky”.

Además, recordó que gracias a la coordinación con la referida fundación y el Club Rotario, se ha logrado entregar estos aparatos a bajo costo y otros más – dijo- han sido subrogados de acuerdo a un estudio socioeconómico de las personas.

Finalmente, agregó que también en el Sistema DIF Madero, se cuenta con el personal debidamente capacitado para atender este tipo de necesidades de la población y añadió que recientemente acudieron a la Ciudad de Matamoros a un adiestramiento de los conocimientos básicos de la colocación de aparatos auditivos.

Otros temas:  Reciben rehabilitación más de 30 espacios públicos en Victoria